El 2019 será un año para olvidar para la automotriz del ovalo azul. Retiros, ventas en baja, modelos defectuosos, modelos descontinuados y vehículos que en su momento fueron líderes de su segmento y han dejado de serlo.

Ford está pasando por una época de vacas flacas y reestructurando toda su organización, desde recortes en publicidad y mercadeo (los hispanos se llevan la peor parte en proporción), hasta masivos despidos.

Este nuevo retiro de los Ranger del 2019, no es para toda la producción, ya que los afectados tienen el motor del ventilador HVAC, que puede haber sido construido con una separación inadecuada entre un terminal eléctrico y la ranura de la placa base conductora, que puede provocar un cortocircuito resistivo. Así dice el comunicado de la marca, donde solo un experto entiende.

Esta condición puede aumentar el riesgo de que el motor del ventilador HVAC se sobrecaliente, se derrita, fume o provoque un incendio. En pocas palabras, si el ventilador se recalienta, usted está jodido.

Por ahora, Ford no tiene conocimiento de ningún accidente o lesión relacionada con esta condición.

Según el comunicado de la marca, Ford solo tiene conocimiento de un informe de garantía de un cliente que vio a su Ranger echar humo durante la conducción, y que está potencialmente relacionado con esta preocupación de la marca.

Hubo seis informes de incidentes que ocurrieron en vehículos antes de la entrega al concesionario, pero estos vehículos fueron devueltos a Ford para su posterior inspección y análisis.

Esta acción afecta a 17,965 vehículos en los Estados Unidos y territorios federales y 1,544 en Canadá.

Los vehículos afectados se construyeron en la planta de ensamblaje de Michigan, del 1 de agosto al 1 de septiembre. 27 de 2019.

Los distribuidores inspeccionarán el motor del ventilador HVAC en los vehículos afectados y lo reemplazarán si está dentro de las fechas de producción de esa sospechosa pieza.

El número de referencia de Ford para este retiro es 19S34.